wasa
El resumen de lo que Dios exige es: "Amars al Seor tu Dios con todo tu corazn, y con toda tu alma y con toda tu fuerza" (Deuteronomio 6:5)
Irma: ¿cómo y quién decide el nombre de los huracanes?

Fecha de Publicaci�n: 06-09-2017 // Mundo


Koji Kuroiwa, jefe del programa de ciclones tropicales de la OMM, le explicó a la BBC que la práctica de ponerle nombre femenino a los huracanes se extendió entre los meteorólogos del ejército estadounidense durante la Segunda Guerra Mundial. "Preferían escoger nombres de sus amantes, esposas o madres. En aquella época, la mayoría recibía nombre de mujer".

El hábito se convirtió en norma en 1953, pero se añadieron también nombres masculinos durante la década de 1970, para evitar el desequilibrio de género.

 

En 2014, un estudio de la Universidad de Illinois (EE.UU.) afirmó que los huracanes con nombres de mujer mataban a más personas que aquellos con nombre masculino.

¿La razón? Que los llamados como mujeres se toman menos "en serio" y por ello hay menos preparación para enfrentarlos, según la investigación. 

Los científicos analizaron las cifras de muertes causadas por huracanes en EE.UU. durante más de seis décadas, concluyendo que las tormentas con nombre de mujer mataron a casi el doble de personas.

Tras conocerse estas conclusiones, desde el Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. subrayaron que las personas deberían poner el foco en la amenaza que supone cada tormenta, independientemente de si llama Sam o Samantha.

Nombres regionales

Durante la era victoriana en Gran Bretaña, las tormentas se nombraban al azar. 

Una tempestad en el océano Atlántico que destruyó el mástil de un barco llamado Antje en 1842 terminó llamándose huracán Antje. 

En la región Caribe, por ejemplo, los huracanes se nombraban en honor a los santos católicos. 

Por eso un huracán que golpeó Puerto Rico en julio de 1825 recibió el nombre de "Santa Ana".


Galeria de Imágenes