wasa
El resumen de lo que Dios exige es: "Amars al Seor tu Dios con todo tu corazn, y con toda tu alma y con toda tu fuerza" (Deuteronomio 6:5)
Consejos para seleccionar un buen pediatra para su hijo

Fecha de Publicaci�n: 01-03-2017 // Salud


El pediatra que atenderá a su hijo es una de las personas más importantes en este nuevo proceso de ser padres. Será quien guiará y ayudará a los adultos a resolver las principales dudas relacionadas con la salud del bebé. De ahí parte la importancia de seleccionarlo adecuadamente.

Primero, debe tener en cuenta que todos los especialistas son muy diferentes. Estas variaciones se dan según la formación del médico, sus antecedentes familiares y su bagaje intelectual y proceso de aprendizaje.

Asimismo, de su ‘ojo clínico’ o capacidad de reconocer los síntomas que padezca el bebé, para establecer un dictamen clínico. Algunos son más prácticos que otros o pueden tener opiniones encontradas en asuntos como la alimentación complementaria, sistemas de crianza o la edad apropiada para ingresar al jardín, pero un consenso general en los esquemas de vacunación o en la prevención contra la muerte súbita del lactante.

Tenga en cuenta que, en medicina, como en otras disciplinas, hay opiniones subjetivas y, además, cada paciente es diferente de tratar pues cada organismo es único.

Por eso, lo principal es cerciorarse de que el pediatra tenga un criterio lo suficientemente estructurado para aumentar las posibilidades de éxito y que le enseñe a las madres a identificar señales de alarma. También debe ser estudioso; necesita conocimiento, experiencia y hacer un seguimiento juicioso del problema.

En su relación con el pediatra, los padres deben hacer caso al sentido común y al instinto cada vez que el médico haga alguna sugerencia.

De otra parte, el pediatra también debe tratar de ponerse en la situación de los padres y ser sensible ante el momento histórico, familiar y de pareja por el que atraviesan. Una actitud comprensiva debe empezar por el médico, y es él quien debe calmar a los padres y explicarles debidamente lo que ellos necesitan.

Recuerde que su cita con el pediatra son los controles médicos de los hijos. Los 6 primeros meses debe haber una consulta mensual; desde los 7 a 12 meses: bimestral; mayor de 12 meses a 2 años: trimestral; entre 2 y 5 años: semestral, y después de los 5 años anual.

Cómo seleccionarlo

• Visite a varios pediatras antes de seleccionar uno en particular. Cuestiónelo acerca de temas relacionados con el cuidado de los bebés. Así decidirá qué tanta confianza y empatía le genera y qué tan actualizado está. No olvide preguntar la disponibilidad de tiempo.

• Haga esta tarea antes de que el bebé nazca. El médico podría estar en el momento del parto e ir creando una historia clínica previa.

• Verifique que esté inscrito al sistema de salud al que dice pertenecer. Si desea que sea uno particular, debe verificar su presupuesto.

• Pida referencias de familiares y amigos. Incluso, de sus médicos tratantes.

• Verifique que su consultorio se encuentre en óptimas condiciones.

• “Cuando lo escoja, no escuche más opiniones”, sugiere María Isabel Usher, médica pediatra de la Universidad Javeriana. Pero, si hay dudas frente a un diagnóstico, es válido solicitar una junta médica.

• Establezca una estrecha comunicación con el pediatra para que el diagnóstico sea compartido y de común acuerdo, dice el médico pediatra Carlos Cortázar.

Para este médico, un buen pediatra es aquel que contribuye con el bienestar del niño, es equilibrado y no formula medicamentos o manda exámenes innecesarios:

“Es un educador, es la persona que orienta y les hace ver a los padres la necesidad de recurrir a uno u otro tratamiento, explicándoles cuál es la verdad frente a la gran cantidad de mitos que hay alrededor de las enfermedades de los niños”.

 


Galeria de Imágenes